«La única forma de tener buenas ideas es tener muchas ideas» – Linus Pauling, Nobel de Química y de la Paz.

Dime: ¿eres abeja o delfín? Seguramente hayas escuchado alguna vez que, si las abejas desaparecieran de la Tierra, a los humanos solamente nos quedarían cuatro años de vida. Esta afirmación se atribuye al físico alemán Albert Einstein. No hay ningún registro que confirme que el genio la dijo alguna vez, aunque tiene su lógica. A nivel mundial, tres de cada cuatro cultivos y la tercera parte de los alimentos dependen de la polinización, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Food and Agriculture Organization of the United Nations).

Por otro lado, los delfines son una de las especies más inteligentes del planeta. Todavía es un misterio para los investigadores su desarrollo cognitivo, pero expertos afirman que son «personas no humanas». Científicos de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) llegaron a pedir la creación de una declaración de los derechos cetáceos, ahí es nada.

Vale. Y esto, ¿qué tiene que ver contigo? Los headhunters y empresas estamos constantemente investigando el mercado y realizamos procesos de selección para identificar y atraer a los mejores perfiles. En este caso, Lia Sanders, coordinadora de marketing de Desana, compara delfines y abejas con los perfiles laborales que demandan las empresas del futuro. ¿Tú qué eres? (o qué quieres ser): ¿eres abeja o delfín? Aquí vemos un par de claves:

 

¿ERES ABEJA O DELFÍN? ESTO QUIEREN LAS EMPRESAS

1. Trabajo presencial versus Teletrabajo

El trabajo de las abejas se centra en la colmena, ya que solo la abandonan para recolectar polen. De ese polen hacen la miel para alimentar a la colonia durante los meses fríos. Las abejas tienen, por tanto, un trabajo presencial, donde cada abeja tiene que ir a las «oficinas centrales» necesariamente a realizar su aportación.

Lo que ocurre es que el teletrabajo se ha disparado en los últimos meses. La tendecia iba al alza, pero, con la crisis internacional en la que estamos inmersos, el proceso se ha acelerado exponencialmente. Incluso cuando todo esto acabe, muchos profesionales seguirán trabajando a distancia. Jack Dorsey, CEO de Twitter, ha dado la opción a sus trabajadores de teletrabajar si así lo desean cuando acabe la pandemia. «No volveremos», decían la mayoría de sus empleados.

En este contexto, la comunicación remota es clave. Y esto es algo que podemos aprender de los delfines. Estos inteligentes cetáceos viven en grupos de entre 5 y 20 miembros, pero cuando salen a nadar se separan y están constantemente en contacto a través de agudos silbidos.  Los delfines pueden comunicarse estando a más de 20 kilómetros de distancia. Impresionante para no tener Wi-Fi, ¿no?

 

delfin-esto-quieren-las-empresas

Lo que quieren las empresas: personas flexibles que se adapten a la nueva cultura digital. Si eres de los que huye de las experiencias online y pregunta qué es TikTok, tienes que ponerte las pilas. La tecnología ha venido para quedarse y aquellas empresas que no se adapten a la transformación digital están condenadas a extinguirse. Lo mismo para los profesionales. El uso de la tecnología ya no es una ventaja competitiva, sino un must para poder empezar la competición.

Los managers tendrán que ser capaces de supervisar a sus equipos a distancia sin coartar la libertad de los trabajadores. Dos de las soft-skills más demandadas por las empresas como son el trabajo en equipo y la comunicación en remoto serán los pilares para construir organizaciones sólidas. Si quieres profundizar en las soft-skills puedes descargar mi e-book gratuito sobre las habilidades de los profesionales del futuro aquí.

 

2. Tradición versus Innovación

Las abejas son increíblemente productivas: producen kilos y kilos de miel tras visitar millones de flores. Desafortunadamente, esa productividad tiene sus limitaciones. El modelo de trabajo de las abejas ha cambiado más bien poco a lo largo de la historia y eso es algo que como profesionales no podemos permitírnos. Más aún cuando la tecnología avanza a pasos agigantados. Lo que es válido para el presente, casi con total seguridad quedará obsoleto más pronto que tarde.

La nueva forma de trabajar requiere creatividad e innovación. Algo que sí tienen los delfines. Los delfines pueden aprender nuevas habilidades como encontrar minas debajo del agua o usar esponjas para cazar. La US Navy emplea a los delfines para encontrar tesoros ocultos bajo el mar porque lo hacen mejor que una máquina. Y esta es la cuestión. La empleabilidad tendrá forma de mancuerna o de pesa: en uno de los extremos habrá profesiones muy específicas; en el otro extremo profesiones relacionadas con las necesidades básicas; entre ambos extremos se producirá una automatización de los procesos gracias a la inteligencia artificial. ¿Entiendes ahora por qué los delfines dominan el mundo en Los Simpsons?

delfines-simpsons-habilidades-empresas

 

Lo que quieren las empresas: profesionales que no paren de aprender. Hoy en día, si no sabes hacer algo es prácticamente porque no quieres (más allá de tus circunstancias y habilidades muy específicas). Está todo en Internet. Puedes aprender a cocinar lentejas, cómo ser un maestro de la seducción o hablar arameo en YouTube. Ponte en la piel de un delfín y recíclate. Empieza a aprender algo nuevo hoy mismo y desarrolla tu creatividad. Cuando hayas encendido la chispa del aprendizaje, utiliza la disciplina de la abeja para continuar.

 

CONCLUSIONES

Entonces, ¿eres abeja o delfín? Mientras que el estilo de las abejas simboliza el modelo de trabajo tradicional, la realidad empresarial se presenta muy diferente. De las abejas depende la mayor cantidad de polinización del mundo. No obstante, no son las únicas que lo hacen y actualmente se enfrentan a numerosos problemas de supervivencia:

  • Bajo porcentaje de éxito reproductivo: los zánganos que se aparean con la reina mueren al finalizar la cópula y, si no lo hacen, son expulsados de la colonia. Mucha fuerza, hermanos.

abejas-esto-quieren-las-empresas

  • El ácaro de la varroa se agarra al lomo de las abejas y puede acabar con colmenas enteras. Encima es resistente a los pesticidas. Muy apropiada la comparación con lo que nos está pasando. No te confíes con la desescalada, esto no ha acabado todavía.
  • El cambio climático no le está haciendo bien a nadie, pero las abejas se llevan la palma. Solo queda confiar en que nuestros dirigentes sabrán actuar de la mejor manera para frenar sus efectos devastadores.

esto-quieren-las-empresas-trump

 

Estos problemas de supervivencia también se aplican a los profesionales. ¿Cuántas veces has dado todo lo que tenías a una empresa y aun así te han largado? El cambio climático está haciendo una selección natural igual que lo está haciendo la inteligencia artificial en el mercado laboral. En resumen: los profesionales se enfrentan a un cambio de contexto sin precedentes y el trabajo duro ya no es suficiente. Recuerda la frase que dice «para ganar más dinero no necesitas trabajar más, sino tener mejores ideas».

En cualquier caso, la biodiversidad es necesaria. Solo ten en cuenta que las empresas cada vez buscan más profesionales con esas dos características: cultura digital e innovación. No dejes de aprender nuevos conocimientos y, sobre todo, habilidades. Be a dolphin!

 

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para enterarte de todas las novedades. Déjame un comentario con la especie (abeja o delfín) que más se asemeja a tu perfil laboral en el momento en el que te encuentras. Si quieres que escriba de algún tema que te interese relacionado con la atracción del talento y los recursos humanos, contacta conmigo y házmelo saber. Ya no queda nada: ¡próximamente contenido también en formato audiovisual! Nos vemos ????.


 

¿Qué opinas?