«El peligro más grande de la inteligencia artificial llegará el día en que creamos que la entendemos.» – Elezer Yudkowsky, escritor y defensor de la inteligencia artificial.

En 2004 se estrenó la película Yo, robot, protagonizada por Will Smith. Tiene lugar en 2035 y cuenta la convivencia, aparentemente armoniosa, entre humanos y robots. En  2013, Theodore Twombly (interpretado por Joaquin Phoenix) se enamora de un sistema operativo informático en el largometraje Her. Un año más tarde, en la película Trascendence,  Jhonny Depp encarna a un exitoso investigador que trabaja para construir una máquina con consciencia colectiva y autosuficiente. Hoy, en 2020, ¿la realidad supera a la ficción? En este artículo te hablo del robot que te hará una entrevista de trabajo en el futuro presente, pero antes déjame que te ponga en situación.

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Máquinas que son capaces de crear música, diseñar un spot publicitario o componer un poema. Incluso en Dubai existe el primer ciudadano robot, Sophia, con la ciudadanía oficialmente reconocida. No es ciencia ficción. Esto está pasando en 2020. Es la actualidad. La inteligencia artificial es tan poderosa que puede predecir cuándo te vas a morir. Sí, has leído bien. Así lo demuestra el impactante estudio dirigido por Brandon Fornwalt, del Centro Médico Geisinger, en Pennsylvania. Esta tecnología es capaz de procesar millones de resultados de electrocardiogramas de casi 400.000 personas en su base de datos. De esta manera es capaz de predecir con un 85% de acierto la probabilidad de que te vayas a morir en los próximos 12 meses.

Este sistema es incluso capaz de predecir la muerte de personas cuyos análisis habían sido considerados como normales por los médicos. Este software detecta patrones que el ojo humano no puede ver. O sea, que si tu médico te ha dicho que estás más sano que un roble, no es por desconfiar, pero, ten cuidado. Entonces, quedamos en que la tecnología actual es brutal, ¿no? ¡Si hasta hay robots que tiran cañas! ¿Dónde quedará lo de «jefe, ponte otra»? Y todo esto sin hablar de la Revolución de los Satisfyer.

 

satisfyer-robot-entrevista-de-trabajo

 

ASÍ TE HARÁ UN ROBOT UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

En este contexto, ¿qué pasa con los procesos de selección? ¿Los headhunters del futuro serán robots? Lo cierto es que la inteligencia artificial avanza a pasos agigantados en los procesos de selección. Vera, Sophia, Matilda, Elenius, Ari, Mya, Olivia… ¿Te suenan? No son los nombres de las integrantes de un equipo de balonmano femenino. Se trata de una serie de reclutadores digitales y chatbots que grandes empresas como Ikea, L’Oréal o Pepsi ya están utilizando en sus procesos de selección. Cada vez son más los departamentos de Recursos Humanos que se apoyan en estos recursos para agilizar los procesos de reclutamiento, especialmente en la criba inicial de candidatos. ¿Quieres ver algunos ejemplos?

Bender-entrevista-de-trabajo-robot

 

Vera, primer robot en entrevistar a un humano en 2016

Vera es una inteligencia artificial especializada en seleccionar y descartar currículums que no se adaptan a la oferta del puesto de trabajo. Después de realizar la criba, se pone en contacto de forma automática con el candidato por videollamada o llamada telefónica para realizar la entrevista. ¿Dónde está la gracia? Pues en que Vera puede hacer 100 entrevistas simultáneas y ponerse en contacto con muchísimos candidatos al mismo tiempo, ahorrando tiempo y recursos a una empresa.  Además, este robot posee reconocimiento de voz y puede mantener conversaciones muy complejas. Y encima se da un aire a Angelina Jolie:

Elenius, The Recruiter

Este robot con nombre de matemático griego es una inteligencia artificial basada en un algoritmo llamado ADNe (ADN emocional). Es capaz de realizar procesos de selección de forma autónoma y puede asesorar a una empresa sobre qué perfiles necesita según sus necesidades. Analiza el comportamiento de los compañeros con los que el candidato trabajaría, el ambiente, los valores corporativos, las tareas a desempeñar… Y aquí viene lo mejor: puede realizar millones de selecciones al día ya que maneja casi cuarenta mil millones de datos por segundo. Este recruiter permite a los departamentos de Recursos Humanos centrarse en otras tareas como la gestión del talento o la puesta en marcha de planes de formación. Ahorro y precisión aseguradas con Elenius.

Tengai, el «reclutador humano» que tiene en cuenta la diversidad

Tengai es un robot sueco diseñado para hacer entrevistas de trabajo y actuar como filtro, como complemento al capital humano de un departamento o a un headhunter. Este ser tecnológico con forma de busto y cara de persona utiliza el mismo orden y tono de voz en las preguntas de selección. Así evita los prejuicios y sesgos que pueda tener un entrevistador de carne y hueso. Para comunicarse, imita el habla humana y sus expresiones faciales. Al finalizar, entrega un informe con las respuestas al responsable del proceso de selección para que tome una decisión lo más objetiva posible. Su campaña de publicidad gira en torno a esa ventaja y promoción de la diversidad en la búsqueda de empleo:

CONCLUSIONES

Ya has visto cómo está el panorama. Hay muchas posibilidades de que tu próxima entrevista de trabajo te la haga un robot. Ahora bien, de ahí a que un robot tome la decisión final para elegir a un CEO o un director de algún departamento, aún queda. Pero eso sí, es cuestión de tiempo. La inteligencia artificial ya está decidiendo qué candidatos son contratados en profesiones que, precisamente, son las más susceptibles de ser sustituidas por una máquina.

La tendencia es una mayor combinación entre humanos y máquinas para optimizar los procesos empresariales y profesionales, de manera que se consigan los mejores resultados. Piensa en, por ejemplo, un departamento de administración. El puesto de Responsable de Administración no desaparecerá, pues requiere tomar decisiones estratégicas y gestionar equipos, algo que las máquinas todavía no están haciendo. Sin embargo, será común ver cómo los softwares de contabilidad y gestión empresarial se encargarán de forma autónoma del trabajo rutinario (como picar facturas), lo que terminará por reducir el personal administrativo. En este sentido, sucederá algo parecido en el sector de la selección y el headhunting.

Entre tanto, quédate tranquilo porque las máquinas no van a dominar el mundo (al menos por ahora). No obstante, ten presente que todo lo que se puede digitalizar, automatizar y conectar, se hará, excepto las emociones humanas. Así que, antes de asistir a tu próxima entrevista de trabajo, puedes intentar llamar la atención de los headhunters o entrenar tus habilidades blandas. Si quieres profundizar en las soft-skills puedes descargar mi e-book gratuito sobre las habilidades de los profesionales del futuro aquí.

¿Pros? ¿Contras?

Y tú, ¿qué ventajas y desventajas crees que tiene realizar un proceso de selección con inteligencia artificial? Déjame un comentario o escríbeme. Si la gente se anima a compartir su opinión, prometo hacer una recopilación de pros y contras en otro post.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para enterarte de todas las novedades.  Si quieres que escriba de algún tema que te interese relacionado con la atracción del talento y los recursos humanos, contacta conmigo y házmelo saber. Cada vez más cerca: ¡próximamente análisis y contenido también en YouTube! Nos vemos ????.


 

¿Qué opinas?