«La rebeldía es la virtud original del hombre.» – Arthur Schopenhauer, filósofo alemán.

Muchos son los que ven a las personas rebeldes como problemáticas. Siembran el caos, le llevan la contraria a todo el mundo y complican todas las decisiones. Sin embargo, las personas rebeldes ven el mundo de otra manera y desafían la rutina y las normas constantemente, reinventándose. Además, la rebeldía es atractiva. Y no es casualidad. Según unas investigaciones publicadas en la revista Scientific American, lideradas por Fernando Gutiérrez, las personas más impulsivas tendrían más posibilidades de encontrar pareja que las que se comportan de manera metódica.

Las personas con ciertos rasgos rebeldes en su personalidad serían aventureras y desafiantes. Según este estudio, estos rebeldes tienen más parejas y más descendencia, lo que les confiere una ventaja evolutiva. Fernando explica que la rebeldía está asociada a la temeridad, la independencia y la autosuficiencia. Vivir una vida frenética es algo que cautiva y esa atracción parece ser netamente biológica. Y es que no hay nada tan placentero como rebelarse. ¿Acaso tú no has sentido placer al hacer algo prohibido? Aunque sea hacerte un selfie al lado de un cartel donde pone «fotos no» o tocar lo que no debes.

el-talento-es-rebelde-no-tocar

 

Entonces, ¿el talento es rebelde? Las empresas y los headhunters buscamos, identificamos y seleccionamos talento para nuestros proyectos y clientes. ¿Debemos entonces fijarnos en aquellos rebeldes sin causa que se oponen a todo lo que se les presenta?

EL TALENTO ES REBELDE

Francesca Gino, profesora de la Escuela de Negocios de Harvard, ha estado más de diez años investigando el comportamiento de las organizaciones en empresas de todo el mundo, desde grandes multinacionales hasta las empresas más pequeñas. Gino sugiere que el futuro es de los rebeldes (y que hay un rebelde en cada uno de nosotros). En los tiempos tan convulsos en los que vivimos, donde la competencia es feroz, el talento rebelde es el que hace evolucionar y prosperar a las compañías. Y los beneficios de la rebeldía van más allá del trabajo, pues deriva en una vida más eléctrica y hechizante. Los rebeldes son más difíciles de enfocar y controlar, pero su motivación, pasión y curiosidad, permiten llevar un proyecto al siguiente nivel.

La autora, en su libro Rebel Talent. Why it pays to break the rules at work and in life (traducido: Talento rebelde: por qué vale la pena romper las reglas en el trabajo y en la vida), nos cuenta estrategias para ser rebeldes en el trabajo dentro de la norma y salir de nuestra zona de confort. Según Gina, hay 5 elementos que comparten las personas que muestran un talento rebelde:

1) Novedad: buscan siempre nuevos desafíos y nuevas experiencias. Abrazan el cambio con una actitud positiva y predisposición.

2) Curiosidad: se preguntan el porqué de las cosas con la ilusión de un niño. Esa forma impulsiva de cuestionar todo deriva en un aprendizaje continuo.

3) Perspectiva: tienen la habilidad de ver el mundo que les rodea de manera global, con perspectiva. Además, por esa curiosidad rebelde, siempre están ampliando dicha visión.

4) Diversidad: desafían los roles sociales establecidos y se relacionan con personas muy diferentes.

5) Autenticidad: el talento rebelde se mantiene abierto y vulnerable a la hora de conectar con los demás. No pierden su esencia.

¿Significa esto que debemos decir «no» o «yo paso de todo» a lo que diga nuestro jefe? Gino habla de rebeldía como un comportamiento inconformista. Por ejemplo, el mero hecho de expresar tu verdadera opinión en un proyecto, en lugar de seguir la opinión mayoritaria, puede suponer una mejora sustancial. Pero claro, para eso es necesario un liderazgo rebelde. Esta autora lo define como el liderazgo que facilita el trabajo en una organización rebelde sin caer en prejuicios ni estereotipos, donde existe libertad y no hay un control autoritario.

No se trata de boicotear todas las decisiones que se tomen en la empresa, sino de fomentar un clima de trabajo donde prime la comunicación, la crítica constructiva y el escepticismo sano. Este tipo de organizaciones rebeldes aprende de sus errores y tiene una visión periférica ante la resolución de problemas. Una de las buenas prácticas que cita Gino en su libro es la del creador de los Estudios PIXAR, Edwin Catmull, quien a la hora de incorporar nuevos talentos a la compañía, siempre compartía antiguos errores cometidos y los trataba con toda normalidad.

 

Y TÚ, ¿ERES REBELDE?

Francisca Gina establece cuatro tipos de talento rebelde:

TALENTO VIAJERO

talento-viajero

Disfruta de vivir nuevas experiencias, conocer gente nueva y compartir su talento. Se rebela de forma natural a la presión externa y no sigue el pensamiento de la mayoría. Destaca en la diversidad y la autenticidad. Confiado tal y como es, muestra su vulnerabilidad de manera inspiradora.

TALENTO ESCALADOR

talento-escalador

Le encanta ver el mundo desde diferentes perspectivas. Se rebela ante presiones internas como la excesiva confianza en su propio diálogo interno. Es particularmente fuerte ante la novedad y toma en consideración el mayor número de diferentes puntos de vista. Es capaz de abordar un problema desde distintos ángulos y se desafía a sí mismo constantemente. Tiene una gran capacidad de adaptación al cambio.

TALENTO PIRATA

talento-pirata

 

Siente pasión por descubrir algo nuevo. Se reinventa constantemente y se resiste a seguir las acciones y los impulsos de los demás. Aunque combina los cinco elementos del talento rebelde, destaca por su curiosidad, que le lleva a aprender todo lo que puede. Se pregunta el porqué de las cosas y no da nada por sentado.

TALENTO GUARDIA

talento-guardia

Aprecia el valor del orden, la norma y la rutina. Respeta las tradiciones y lo establecido. Es el talento más conservador. A veces tiende a infravalorarse. Le gusta afrontar un desafío pero no es tan disruptivo como los demás. Antes de impulsar algún cambio se asegurará, con cautela y precaución, de que los compañeros y el entorno no se vean afectados negativamente.

 

Si quieres saber qué tipo de rebelde eres haz clic aquí para realizar el Rebel Test online. ¿Cuál eres tú? ¡Dímelo en los comentarios!

 

CONCLUSIONES

Ahora más que nunca, con el mercado profesional tan cambiante y los últimos avances en inteligencia artificial, las empresas necesitan talento rebelde para avanzar. El talento rebelde es creativo e innovador y, para superar desafíos, va más allá de lo que existe. El talento rebelde no se queja ni se mantiene al margen como un espectador, sino que toma acción. No solo se adapta rápidamente a los nuevos escenarios, sino que los crea.

Muchos de los grandes genios de la humanidad han sido talento rebelde y sin ellos no hubiéramos progresado. Si Henry Ford hubiera hecho caso a lo que la gente quería, habría centrado sus esfuerzos en conseguir caballos más rápidos en lugar de crear un automóvil y desarrollar las cadenas de montaje. Los rebeldes son aquellos valientes que se atreven a salir del rebaño de ovejas y emprenden un camino diferente. Así que, ya sabes:

¡Rebélate!

talento-rebelde-puño

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para enterarte de todas las novedades.  Si quieres que escriba sobre algún tema que te interese relacionado con la atracción del talento y los recursos humanos, contacta conmigo y házmelo saber. ¡Hasta la próxima😉!


 

¿Qué opinas?