«La distancia no rompe la amistad, solo la actividad de la misma.» – Aristóteles, filósofo griego.

En los últimos años estamos viviendo un cambio de paradigma que va de lo presencial a lo digital. Con la crisis internacional que vivimos este cambio se ha acelerado exponencialmente. El consumo digital se ha disparado. El tráfico de datos online está en máximos históricos desde que comenzó el confinamiento. A todos los sectores les toca adaptarse a las nuevas formas de trabajo, y a los profesionales también.

En este escenario, hay empresas que continúan con sus procesos de selección (si quieres conocer qué sectores están contratando personal en la crisis del COVID-19 pincha aquí). Los profesionales de los Recursos Humanos y headhunters siguen identificando y captando talento. Con una particularidad, ahora no queda más remedio que hacer las entrevistas de trabajo online. Por si te toca, aquí te cuento algunos errores que no debes cometer cuando hagas una entrevista de trabajo en algún medio digital.  Por favor, ¡no hagas esto en una entrevista de trabajo online!

NO HAGAS ESTO EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO ONLINE

Tener un escenario con distracciones

El entrevistador quiere saber cosas de ti más allá de lo que pone en tu currículum vítae. Tan importante es lo que aprende de las cosas que le cuentas como de lo que ve a través de la cámara. Por favor, quita los calzoncillos de la bicicleta estática y no estés haciéndole carantoñas a tu gato o a tu perro en tu regazo. Intenta que tus familiares no interrumpan la videollamada. Ten en cuenta que en una entrevista de trabajo presencial tú no eres el responsable del entorno, pero en el caso online sí. Normalmente vas tú a la oficina de turno, pero ahora el headhunter entra directamente en tu casa. ¡Recuerda poner el móvil en silencio! No es el momento de que suenen Chimbala y Omar Montes Mambo Remix Dj Cuarenteno 2020 de tono de llamada.

Elige un espacio tranquilo y agradable. Que tu habitación y/o despacho no parezca una cafetería o un concierto. Si compartes piso, avisa. ¡Es solo un rato! Tu pareja puede entrenar con una clase de zumba online de un directo de Instagram más tarde. Intenta también que no se te cuele ningún niño en el plano como le ocurrió al profesor Robert Kelly en una entrevista en directo para la BBC.

no-hagas-esto-en-una-entrevista-online-bbc

Es posible que no puedas escoger el horario de la entrevista pero, en la medida de lo posible, escoge aquellos donde haya menos ajetreo exterior. Si puedes, no programes entrevistas alrededor de las 20:00. Y si lo haces cierra las ventanas. Así evitarás escuchar cómo algún vecino loco grita salvajemente mientras sale a aplaudir a su balcón. No es habitual hacer entrevistas tan tarde, pero con este encierro nunca se sabe. Evita también los cacelorazos de las 21:00.

Tomarte la entrevista como algo demasiado informal

Algunos candidatos piensan que una entrevista online es más light que una entrevista presencial con el entrevistador delante. Y que ambos no estéis en la misma oficina no quiere decir que te lo debas tomar a cachondeo o que sea algo más informal. En serio, ¡no hagas esto en una entrevista de trabajo online! Que no parezca que te vas a poner a ver a Tokio en la Casa de Papel tumbado en el sofá o que acabas de hacer una sesión de crossfit casero con cajas de leche y garrafas de agua.

Really, no te comas unas galletas de chocolate y no lleves puesto el pijama de Harry Potter. La seriedad y la actitud con la que te tomas esa videollamada debería ser la misma que si estuvieras sentado enfrente del headhunter. Cuida tu presentación y tu lenguaje no verbal. Investiga a la empresa e intenta adaptarte al código de vestimenta que creas que más le va. No te vuelvas loco. Con que vayas arreglado para la ocasión es suficiente. Es posible que tengas que negociar tu salario, y si vas en modo ermitaño perderás credibilidad.

No mantener contacto visual

Tú ya sabes que llevas el pelo más largo de lo habitual (a menos que hayas comprado una maquinilla y te hayas rapado). Pero no te lo estés tocando constantemente durante la entrevista. Tampoco te acerques a la cámara a mirarte ese lunar tan sexy y ese grano que te ha salido más abajo. El entrevistador quiere sentir que está contigo, no con tu espejo mientras te maquillas. Es entendible que si no estas acostumbrado a hablarle a la cámara te vas a sentir raro, sobre todo al principio. Aun así trata de mantener el contacto visual. Es la mejor manera de contactar con tu público, audiencia e interlocutor.

No mires hacia arriba todo el rato o fuera de la pantalla. Hazlo lo más natural posible. Si tomas apuntes está bien, eso significa que estás atento y pones foco en la conversación. Puedes incluso avisar de que lo estas haciendo. Pon la cámara a la altura de los ojos, ni muy cerca que te corte la cabeza ni muy lejos que salgas pequeño. Lo ideal es un primer plano de cabeza y hombros.

No comprobar que todo funciona correctamente

Es fundamental que compruebes tu conexión a Internet antes de realizar la entrevista. Llama a tu amiga del Erasmus, a tu primo el de Cuenca o a alguien que esté en el salón de tu casa, pero haz la prueba. Una mala conexión puede hacer que no se te entienda, que se pierda el hilo de la conversación o que se queden aspectos importantes sin desarrollar. Todo esto juega en tu contra.

No dejes que tu entrevista se convierta en la escena del Apolo 13 «Houston tenemos un problema». Cierra todas las aplicaciones y webs innecesarias a la hora de hacer la videollamada. Así tu equipo y tu conexión funcionarán mejor. Tampoco descuides la imagen y el audio. Chequea si se te ve bien y con luz y si se te escucha alto y claro. Siempre que esté en tu mano aprovecha la luz natural y si no, al menos asegúrate de que se te ve de forma nítida la cara. Tranqui, no es necesario un estudio profesional. Con una imagen limpia y un sonido claro estará perfecto.

Llegar tarde

Has tenido en cuenta todo lo demás y te presentas tarde a la reunión. ¿Por qué? ¿Cuál es la excusa? Aquí ya no vale que no había aparcamiento o que has pillado un atasco en la M-30 (a no ser que te estés saltando el confinamiento para irte de vacaciones, en cuyo caso espero que no te contraten en la entrevista). Valora el tiempo de tu interlocutor de la misma manera que si tuvieras que acudir a su oficina o centro de trabajo. Aunque sea online, llegar tarde a la entrevista sin haber avisado dará la sensación de que no te estás tomando en serio el trabajo. Utiliza la cuarentena para mejorar tu puntualidad y no seas como la vecina rubia:

no-hagas-esto-en-una-entrevista-online-impuntualidad

 

Recuerda: no hagas nada de lo anterior en una entrevista de trabajo online. ¿Se te ocurre algún error más que debas evitar en estos casos? ¡Escríbeme! Si estás pensando en reinventarte profesionalmente durante este parón laboral y quieres saber cómo llamar la atención de un headhunter, te lo explico aquí. ¡Hasta la próxima!

¿Qué opinas?